Inauguramos sección con un clásico objeto de colección que da nombre a nuestro blog para coleccionistas y amantes del arte de observar la bella imagen

Un caleidoscopio (del griego kalós, bella, éidos, imagen y scopéo, observar) es un tubo que contiene tres espejos, que forman un prisma triangular con su parte reflectante hacia el interior.

Al extremo se encuentran dos láminas traslúcidas entre las que hay varios objetos de colores y formas diferentes. Las imágenes se ven multiplicadas simétricamente al ir girando el tubo mientras se mira por el extremo opuesto. Dichos espejos pueden estar dispuestos a distintos ángulos. A 45º de cada uno se generan ocho imágenes duplicadas. A 60º se observan seis duplicados y a 90º cuatro.

El caleidoscopio moderno fue inventado en 1816 por el físico escocés David Brewster. Lo patento en 1817 pero nunca gozó de una remuneración.

El ritmo de venta fue enorme, pero la facilidad de fabricación fomentó las imitaciones y réplicas. En poco tiempo, otros empresarios comenzaron a recibir ganancias vendiendo cientos de miles de ejemplares.

Es uno de los juguetes más conocidos del mundo y uno de los más apreciados por su efecto óptico.

Fuente: The Getty Store

Significado simbólico del caleidoscopio

Un segundo uso del caleidoscopio en la literatura es el de servir de analogía metafórica que permite comprender el funcionamiento de la percepción visual o de la imaginación humana. En este último caso, las escenas de las imágenes mentales son catalogadas como caleidoscópicas. Nos referimos a dos situaciones contrastadas y estructuradas temporalmente que ofrecen un antes y un después.

Desde este punto de vista se puede definir el término ‘caleidoscopio’ como un hipericono, como una imagen mental. Término acuñado por W.J.T. Mitchell, uno de los más importantes especialistas de la disciplina de los Estudios Visuales.

El hipericono es una imagen o analogía verbal o visual, que sintetiza o encapsula una teoría del conocimiento, que otorga una forma figurativa a una teoría sobre la visión.

Sucede también con la cámara oscura, la tabula rasa o la caverna platónica , términos importantes en la configuración de teorías filosóficas.

En otras palabras, el hipericono es aquel tópico, topos, lugar común o imagen sobre la actividad epistemológica de la visión humana que utiliza como principio comparativo un artefacto o experiencia visual. Ya no estaríamos hablando de ‘el universo como libro’, o de ‘la ciudad como un libro’, o de ‘la muerte de un amor como la caída de unas hojas marchitas’, sino de ‘la percepción visual y de la capacidad creativa de la imaginación humana como la imagen producida por un caleidoscopio.

En ocasiones, los mismos valores metafóricos de esta palabra han sido cumplidos por los términos ‘prisma’ o ‘tornasol’. Cuando el pensamiento occidental compara las condiciones perceptivas de la modernidad urbana con la visión caleidoscópica, este último término se utiliza como un topos o topoi.

El ensayo “El artista, hombre de mundo, hombre de la multitud y niño” (El artista de la vida moderna), escrito en 1863 por Charles Baudelaire, establece esta analogía.

Fuente: Wikipedia y EL CALEIDOSCOPIO EN LA LITERATURA ESPAÑOLA por Dorde Cuvardic García

(0)

Exposiciones, citas, ferias, inauguraciones… tanto españolas como internacionales. Es nuestra mirada particular a los eventos que tienes que seguir este mes. Prepara tu agenda.

POR ITZIAR NARRO.

Lectura: 2 minutos

Empezamos por Bilbao y recorremos la geografía europea pasando por capitales como Lisboa, Madrid o París, algunos de los lugares hasta donde nos lleva nuestra agendade mayo. Toma nota, no te las puedes perder.

ABIERTO EN CANAL

May You Live In Interesting Times es el lema con el que la Bienal de Arte de Venecia se corona un año más como uno de los puntos calientes del mundo creativo. 71 serán los creadores presentes esta vez, entre ellos los españoles Itziar Okariz y Sergio Prego. Debajo, pieza de Handiwirman Saputra, que se podrá disfrutar desde el 11 de mayo en la Bienal • hasta el 24 de noviembre

blank
Handiwirman Saputra. Foto © D.R.

AL CORTE

El argentino Lucio Fontana (1899-1968) es uno de los pintores más importantes de la posguerra. Conocido por rasgar sus lienzos a finales de los 50 y 60, el artista del Espacialismo presenta su legado (de la escultura al dibujo) en el Museo Guggenheim Bilbao • hasta el 29 de septiembre

blank
Lucio Fontana. Foto © D.R.

EURO visión

Escultura, moda, diseño y videoarte. De todo hay en esta muestra en París que recoge el mejor talento joven europeo. Se llama Metamorphosis porque es un homenaje a una nueva generación de artistas que personifican el presente y el futuro en el Viejo Continente. Son 21 creadores de 16 países, entre ellos Klára Hosnedlová (abajo), en la Fundación Cartier • hasta el 16 de junio

blank

Klára Hosnedlova. Foto © D.R.

ARTE A FEIRA

La cuarta edición de la hermana lisboeta de ARCOmadrid llega con novedades: una sección de esculturas XL se añade a sus tradicionales Opening (para galerías jóvenes) y Arts Libris. Debajo, obra de Gerold Miller que estará presente en ARCOlisboa • del 16 al 19 de mayo

blank
Gerold Miller. Foto © D.R.

TODO ES POLÍTICO

El americano David Wojnarowicz fue uno de los mayores artistas y activistas de los años 70 hasta que murió de sida. Sus collages y fotografías narrativas, su pintura y sus fotomontajes exploraron la temática queer, de la que fue un gran defensor, en el East Village de aquella intensa década. Desde el 26 de mayo se podrá disfrutar en el Reina Sofía • hasta el 30 de septiembre

blank
David Wojnarowicz. Foto © D.R.

RESURRECCIÓN EN COLOR

A Pablo Drake le gusta experimentar con técnicas autodidactas que hacen a su obra única. Criado en una familia de artistas, este madrileño se interesó por el dibujo desde muy pequeño. Con su exposición actual hace un recorrido por sus últimos trabajos y su reciente inmersión en el color. Se puede visitar en espacio de arte contemporáneo Cruz Bajo, en el corazón del Barrio de Salamanca • hasta el 31 de mayo

blank
Pablo Drake. Foto © D.R.

Fuente: Revista AD

(0)

El dibujo más antiguo de la humanidad es un sencillo trazo en forma de zig-zag hecho hace más de 400.000 años. Su autor no era un Homo sapiens, ni un neandertal, sino uno de los miembros más primitivos de nuestro género: el Homo erectus. Lo más fascinante es que el trazo se realizó unos 300.000 años antes de que los primeros miembros de nuestra especie empezasen a hacer dibujos similares.

Los dibujos geométricos de este tipo se consideran una muestra de pensamiento complejo. Durante siglos se pensó que sólo los sapiens somos capaces de alcanzar ese nivel. En los últimos años se ha empezado a reconocer que también los neandertales podrían ser capaces de ello. Ahora este estudio apunta a que incluso otros humanos más primitivos tenían capacidades similares.

blank

Parte del grabado hallado en una concha del yacimiento de Trinil (Indonesia). WIM LUSTENHOUWER

Dónde estaba el grabado

El grabado fue hallado en una concha de molusco, que fue guardada en un archivo durante más de un siglo.

En 1891, el médico holandés Eugène Dubois se adentró en las junglas de Java (Indonesia) en busca del supuesto eslabón perdido entre monos y humanos. Allí encontró la parte superior del cráneo y un fémur de lo que hoy conocemos como Homo erectus, es decir, que camina erguido.

“El erectus fue el primer homínido que realmente se pareció a nosotros, con las mismas proporciones corporales y un volumen cerebral de hasta unos 1.000 centímetros cúbicos, comparable al de algunos humanos actuales”, explica a MateriaJosephine Joordens, codescubridora del grabadoy experta en reconstruir el clima y el ambiente en el yacimiento de Trinil, en la isla de Java, a través de los sedimentos depositados en las conchas. Joordens dice que el lugar estaba a orillas de un río que discurría por un bosque espeso, en una zona con lagunas y pantanos donde la fuente de alimento más asequible eran los peces y los moluscos.

Fuente: El País

(0)